Tarta Cremosa de Mantequilla de Maní y Chocolate

Es increíble lo mucho que me sorprenden los alimentos y la versatilidad de productos que pensaba se usaban para una cosa y resultan funcionando para muchas otras. Si hay algo que me ha hecho inmensamente feliz en este estilo de alimentación basado en plantas (por no decir vegano porque ese término trae muchas cosas más bajo el hombro) es el gran universo de alimentos y preparaciones que hay por descubrir.

Así las cosas, esta receta que les comparto es una tarta crudi-vegana tipo “cheesecake”, quienes la probaron quedaron encantados y con ganas de más. Cremosa, de varias texturas en boca, libre de azúcar refinada y mucho más saludable que otros postres o tortas del mercado .

Háganla, solo deben tener un poco de paciencia en el proceso de espera, pero no es de mucho trabajo.

Nota:

Lee bien los ingredientes e instrucciones antes de iniciar la preparación para que sepas bien los pasos y tiempos de elaboración.

Ingredientes

Base:
1 ½ tz de dátiles sin semilla*
½ tz de almendras molidas
½ tz de nueces o maní molido*
2 cdas. de aceite de coco (en estado líquido)
1 cdta. de esencia de vainilla

Relleno:
2 ½ tz de marañones crudos sin sal (remojados min. 2 hrs en agua caliente)*
¾ tz de aceite de coco (en estado líquido)
½ tz de leche de vegetal
1 lata de crema de coco*
1 limón mediano
6 cdas. de miel de maple o agave*
1 cdta. esencia de vainilla
2 cdas de mantequilla de maní*
2 cdas. de cacao amargo en polvo

Frutos rojos para servir y acompañar

Proceso
Cubre con papel mantequilla la base de el molde que vayas a usar para armar tu tarta, yo usé uno circular de 30 cm de diámetro, pero puedes usar el que quieras, entre más chico, más alta será la tarta, así que elige de acuerdo a tu gusto.

En un procesador de alimentos o licuadora de alta potencia, procesa los ingredientes del relleno: dátiles, almendras y nueces molidas, aceite de coco y esencia de vainilla, hasta obtener una masa homogénea, pegajosa y medio arenosa. Cubre toda la base del molde presionando suavemente y creando una capa homogénea compacta. Lleva al congelador mientras preparas los rellenos.

Para el relleno tendremos dos capas de sabor, uno de mantequilla de maní y otro de chocolate (cacao). Incorpora en el procesador o licuadora los marañones previamente remojados (sin el agua), leche vegetal, el jugo de limón, aceite de coco, miel, vainilla y crema de coco (solo la parte sólida, el líquido puedes usarlo en otra preparación). Procesa todo muy bien, que tenga una consistencia cremosa, con una espátula remueve cualquier rastro de ingredientes sin procesar de los bordes del procesador y procesa de nuevo. Pon la mitad de la mezcla en un recipiente a parte y agrega el cacao a la mitad que dejaste en el procesador, mezcla de nuevo.

Retira del congelador el molde que reservaste con la base y agrega la mezcla del relleno con cacao, asegúrate de que quede nivelado. Lleva al congelador de nuevo por 1 o 2 horas, debe estar lo suficientemente sólido para poder incorporar el segundo relleno. Transcurrido el tiempo, procesa la mitad que reservaste del relleno con la mantequilla de maní, retira el molde del congelador y agrega esta mezcla sobre la capa ya sólida de cacao. Lleva de nuevo al congelador por mínimo 3 horas.

Listo! Puedes desmoldar tu tarta sacando el molde del congelador y dejándolo aclimatar un poco antes de desmoldarlo. También puede mantenerla en el molde si lo prefieres. Deja la tarta en la nevera, se conservará bastante bien y será lo suficientemente cremosa para que puedas porcionarla fácilmente.

Nota:
Si no quieres hacer tantos pasos, puedes hacer tu tarta de un solo sabor mezclando la mantequilla de maní y cacao con la mezcla del relleno, debe funcionar muy bien también.

* Puedes usar dátiles con semilla, solo asegúrate de removerla, es muy fácil y no quita mucho tiempo
* Puedes usar el fruto seco que te guste para reemplazar las nueces o maní, sí aconsejo usar almendras
* Mucho mejor si dejas los marañones remojando desde la noche anterior. Para este caso no es necesario usar agua caliente. El agua debe cubrirlos por completo. Asegúrate de retirar el agua antes de procesarlos.
* La crema de leche enlatada no la batas, la ideal es lograr obtener solo la crema (sólido) y usar el líquido en otra preparación. Cuando la destapes verás que están separados.
* Puedes usar azúcar de coco o morena si lo prefieres
* Puedes usar otra mantequilla del fruto seco que te guste

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s