Power Bowl de Avena y Quinoa

Cada noche, cuando voy a la cama y apago la luz, pienso en el desayuno del día siguiente. No una que otra noche, es noche tras noche. En serio, soy una freak por la comida.

Ahora que en este extremo del mundo estamos en invierno, me antojo de desayunos de esos que dan calor, que cobijan la mañana con sabores dulces y cremosos. Aunque en mis redes vea al resto del mundo lleno de colores tropicales, celebrando el verano con batidos helados y mujeres doradas, me entrego feliz a la temporada de poderosos bowls calienticos.

En medio del eterno scroll de comida en mi Instagram, me topé con una receta de avena y quinoa, en un mismo bowl!, mojada en una infusión de leche con cardamomo.

WHAAAT?

Un momento, cómo no había pensando en esto?

Aquí se las comparto. Esta, definitivamente, va para mi lista de favoritos ❤️


Ingredientes
Para 2 porciones generosas

1 tz. de leche vegetal
2 vainas de cardamomo*
2 astillas de canela*
½ cm de jengibre (opcional)
½ tz. de quinoa (mixta o color que te guste)
¾ tz. de avena (ideal entera/integral)**
1 cdta. de aceite de coco
2 cdas. de miel de maple o azúcar de coco
sal

Para completar el bowl, escoge, frutas, granola, chocolate, mermelada, miel, lo que te guste.

Primero la infusión. Pon la leche vegetal, cardamomo, canela, jengibre en una olla pequeña. Calienta y lleva a fuego bien bajo por unos 20 min,

En una olla cocina la quinoa con 1 taza de agua y una pizca de sal. Deja que hierva.
Lleva el fuego a baja temperatura, tapa la olla y déjala cocinar hasta que toda el agua haya sido absorbida, aprox. 20 min. Retira del fuego y déjala tapada.

En otra olla cocina la avena con 1½ taza de agua, aceite de coco, miel de maple y una pizca de sal. Ponla a fuego medio y hierve a fuego lento, revolviendo constantemente hasta que espese y tenga una consistencia untuosa, cremosa. Aprox. 10 min.

Agrega la quinoa cocida a la avena y mezcla junto con la infusión de leche previamente colada. Procura no revolver demasiado, ni muy fuerte porque se te puede volver un puré, por favor NO!

Para servir, pon la mezcla de avena y quinoa en un bowl. Encima agrega lo que quieras y tengas disponible. A esta versión le puse mantequilla de maní, granola (receta goo.gl/pdn3wP), manzanas con canela y alemendras tostadas, frutos rojos congelados, los meto 1 min en el micro, aplasto y queda como una “mermelada/salsa” deliciosa.

Y listo!

* Procura usar el cardamomo, la canela, el jengibre y en general las especias que quieras usar para la infusión, naturales, secas. Igual puedes reemplazarlas por la versión en polvo, pero la idea de una infusión es justamente abstraer todos los sabores de cada parte de la flor, la hoja, el tallo, etc…

** Para mi la mejor avena para cocinar, por su textura y presentación, es la avena integral, esa que se le ve el grano entero y un poco grueso, definido. No se le ve harina lo cual aporta menos espesor a la preparación.

Notas:

  • Aprovecha y haz 1 o 2 tazas de quinoa, usa la ½ taza que mezclas con la avena y guarda lo que te queda para comidas futuras. Ensaladas, sopas, quinoa stir-fry, quinoto, etc.
  • Una gran variedad de recetas dulces pide una pizca de sal, justamente para resaltar un poco más el sabor generando un contraste entre lo salado y lo dulce. En esta receta en particular me gusta que se sienta la sal un poco más presente. Que se sienta, pero que no predomine.

Receta adaptada de @alexandracooks

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s